Formación científica para la precisión quirúrgica

Especialización en hígado, páncreas y vías biliares

Compromiso ético

Especialización

Formación permanente

Docencia

Destreza quirúrgica

Me presento

Soy Joaquín Meresman, cirujano de aparato digestivo. Me especializo en cirugías de hígado, vías biliares y páncreas.

Trabajo con dos procedimientos: tradicional y laparoscópico complejo. También practico cirugía percutánea (drenaje biliar percutáneo, gastrostomía percutánea, drenaje de abscesos). Se trata de un abordaje mínimamente invasivo y alta efectividad.

Sin complicaciones.

Me desempeño en la Clínica Modelo, el Hospital San Martín y consultorio privado, en la ciudad de Paraná, Entre Ríos.

Además, soy docente universitario.

La medicina avanza de manera permanente, por eso me actualizo constantemente, para garantizar calidad y eficacia quirúrgica.

Tu salud, en las mejores manos.

Mi perfil profesional

Soy médico, egresado de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario. Matrícula provincial N° 10.040

Especialista en Cirugía General:

Residencia completa en el Hospital San Martín de la ciudad de Paraná, Entre Ríos.

Cirujano General – Ministerio de Salud de la Provincia de Entre Ríos

Cirujano General – Asociación Argentina de Cirugía – Ministerio de Salud de la Nación.

Miembro titular de la Asociación Argentina de Cirugía

Miembro titular de la Asociación de Cirugía de Entre Ríos

Actualmente me desempeño como:

  • Médico Cirujano de Guardia y Planta – Clínica Modelo S.A
  • Médico Cirujano de Guardia – Servicio de Emergencia Hospital San Martín

Docencia e investigación

Soy docente de grado y posgrado universitario.

Participé de proyectos de investigación y en numerosas jornadas científicas.

Soy autor de trabajos y publicaciones de temas asociados a mi especialidad, como “Cáncer de Cólon derecho: Factores que intervienen en su tratamiento y evolución”, “Scores Pronósticos de uso más frecuentes en la pancreatitis aguda”, “Hernioplastia convencional Vs Laparoscópica”, “Accesos Venoso Central convencional Vs guiado por ecografía”, “Apendicectomía convencional Vs Laparoscópica”, “Tratamiento quirúrgico de las complicaciones de la pancreatitis aguda”, “Tratamiento miniinvasivo de colecciones abdominales” y “Tratamiento multimodal de la litiasis coledociana”.

Formación científica para la precisión quirúrgica.

Tengo inquietud y compromiso con la actualización permanente; me capacito, estoy al tanto de las últimas tendencias en cirugía y soy docente universitario. Considero que el aprendizaje y la investigación garantizan la calidad profesional.

¿Qué opero?

Como cirujano general, me centro principalmente en el aparato digestivo, realizando distintos tipos de cirugías para abordar diferentes patologías

Patologías

Litiasis Vesicular y sus posibles complicaciones: Colecistitis, Pancreatitis, Colangitis (Cirugía de hígado, vías biliares y páncreas)

Formaciones en el hígado (Cirugía Hepática)

Lesiones quísticas o sólidas del páncreas (Cirugía Pancreática)

Tumores y divertículos en intestino (Cirugía Colónica y Proctológica)

Hemorroides (Cirugía Colónica y Proctológica)

Hernia de Hiato, Reflujo Gastroesofágico y Tumores Gástricos (Cirugía Esofagogastroduodenal)

Además realizo cirugía de paredes, y de piel y partes blandas, atendiendo las siguientes problemáticas:

Hernias y eventraciones (Cirugía de Paredes)

Quistes sebáceos y Lipomas, lesiones benignas en general (Cirugía de Piel y partes Blandas)

Lesiones melánicas – originadas en nevus o lunares- y tumores carcionoides – lesiones que se originan en la propia piel- (Cirugía de Piel y partes Blandas)

Procedimientos utilizados

La mayoría de los procedimientos que se realizan sobre las patologías del aparato digestivo (no todas) se pueden realizar por Cirugía a Cielo Abierto o Convencional o Cirugía Laparoscópica.

Cirugía a Cielo Abierto

Es la forma tradicional de cirugía, se trata de realizar una incisión sobre el abdomen para abrir la cavidad. Todavía está muy vigente en determinados procedimientos, sobre todo en cirugías mayores o en situaciones muy complejas o pacientes graves.

Cirugía Percutánea

Consiste en el abordaje de determinadas patologías a través de la piel (sin abrir el abdomen ni crear una cavidad) utilizando agujas muy finas y guiándonos por ecografía o Rayos X. Esta técnica se utiliza principalmente para:

Drenaje percutáneo de vía biliar

Drenaje de Abscesos abdominales

Se realiza sin incisiones (solo por donde ingresa el tubo o catéter) y tiene mínimo dolor postoperatorio y rápida recuperación.

Cirugía Laparoscópica

Consiste en la creación de una cavidad insuflando gas CO2 dentro del abdomen lo que nos permite ingresar con pinzas muy delicadas y una cámara de video; requiere una curva de aprendizaje más larga para el equipo quirúrgico y mayor tecnología en quirófano pero permite una recuperación más rápida y menor patología de la pared abdominal (menos dolor, infecciones, cicatriz, etc.).

Actualmente se realiza de manera frecuente por esta técnica:

Cirugía de vesícula y vía biliar

Cirugía de Apéndice

Cirugía de Hernia

Cirugía de Colon

Cirugía de Reflujo Gastro esofágico

Algunas lesiones del páncreas izquierdo

Preguntas frecuentes

¿Qué llevar al momento de consultar por primera vez al cirujano?

El médico cirujano, además de operar, realiza un diagnóstico clínico quirúrgico, por lo

que es de vital importancia que lleves todos los estudios, actuales y pasados, para poder reconstruir de manera cronológica lo más fidedigna posible, la historia clínica del paciente.

¿Qué cuidados debo tener antes de la cirugía?

Una buena alimentación y un estilo de vida saludables siempre colaboran con mejores

resultados. En los días previos a un procedimiento mayor es conveniente no someter el cuerpo a mucho estrés, evitar los excesos de cualquier tipo y el día previo de la cirugía recordá que todo procedimiento lleva un ayuno de 8 horas para alimentos sólidos y de 2 horas para líquidos claros (sólo agua). Antes de entrar a quirófano, el paciente se da una ducha pre quirúrgica.

Importante:

El rasurado de la zona se hace dentro de quirófano, no lo hagas en tu casa ya que promueve la colonización de la piel por bacterias.

¿Cuáles son los estudios prequirúrgicos que se solicitan?

Los estudios pre quirúrgicos dependen de la edad del paciente, las comorbilidades

(presencia de otras enfermedades) y la complejidad del procedimiento:

Lo estándar es: Análisis de Laboratorio de rutina que incluye un hemograma, función renal, hepatograma y coagulograma (ésto nos permite detectar la mayoría de las alteraciones en la sangre – no todas) y un Electrocardiograma que debe ser valorado por un cardiólogo.

En casos especiales se pueden pedir también: Espirometría (principalmente en fumadores o EPOC), Radiografía de tórax, entre otros estudios.

¿Cuáles son las opciones de anestesia?

El cirujano puede usar anestesia local (solamente para cirugía de la piel), anestesia locorregional (hay varias opciones y esto lo determina el anestesiólogo) y anestesia general.

¿Cuáles son los riesgos de la anestesia?

El riesgo depende del paciente y del procedimiento, pero actualmente las anestesias tienen un riesgo muy bajo; siempre debe realizarla un anestesiólogo.

¿Cuáles son los cuidados generales postoperatorios recomendados?

Los cuidados luego de una cirugía dependen en parte si el procedimiento fue Convencional o Laparoscópico. En general, en todos los casos se utilizan analgésicos comunes y antibióticos según necesidad.

En el caso de una cirugía convencional: Requiere de la utilización de una faja por 45 días, curaciones diarias de la herida los primeros 12 días (idealmente por un enfermero), no es raro que las heridas convencionales supuren o produzcan algún tipo de líquido claro o turnio por unos 7 a 10 días. Además, otro cuidado es no hacer ningún esfuerzo por 30 a 45 días dependiendo del paciente.

En una cirugía laparoscópica: No requiere la curación de las heridas, rara vez se infectan o supuran y duelen muy poco. El paciente no debe hacer fuerza por 15 días.

 

En todos los casos se suele usar Mononylon (un material de sutura sintético e inerte con la piel) que deja una cicatriz bastante favorable y los puntos se deben extraer a los 12 – 15 días.

¿Qué pasa con la cicatrización?

La cicatriz depende de varias cosas:

El tipo de incisión: La piel pose líneas de tensión (en general son transversales al cuerpo) así que la incisiones transversales suelen dejar cicatrices mejores que las longitudinale (la elección de la incisión depende de la necesidad del procedimiento).   


La cicatrización propia de paciente: Algunos pacientes pueden presentar una cicatrización Hipertrófica (l cicatriz continua creciendo aín después de estar curada) o Queloide (l cicatriz crece aún más, se vuelve roja y pica). Esta situación depende de l piel

 

El material utilizado: En general e la piel se utiliza Mononylon, a menor grosor del mismo menor cicatriz, per esto a su vez depende de qué parte del cuerpo se esté suturando (en la cara se pueden usar hilos más finos que en otras partes).

Contacto

Tu salud en las mejores manos

Contactame, estoy a tu disposición

Instituto Da Vinci. Perú 245, Paraná (Entre Ríos)
343 505 38 93
joacomeres@hotmail.com

Aviso legal

Políticas de Cookies

Políticas de privacidad